Archive for the Directo de la mente… Category

!!Buenas!!

Posted in Directo de la mente... on octubre 11, 2010 by pocoonada

Por fin volví a encontrar mi pequeño blogcito  :), o mejor dicho por fin me dieron ganas de escribir de nuevo, es extraño pero nunca sabes cuanto tiempo dejaras de escribir o cuanto tiempo se congelará tu imaginación :). No se si lo que me paso fue un bloqueo,  o tal vez ganas de no escribir o tal vez simplemente no tenia tiempo para nada :)… sea lo que sea estoy aquí nuevamente para desfogar mis dedos y golpearlos vigorosamente contra cuadraditos de plástico…

Las nuevas experiencias adquiridas durante estos meses son un tesoro invaluable que por supuesto NO relataré en este blog, pero como siempre le dare su propina a quien le interese mi vida :)….

Con esto concluyo mi reconciliación con mi bonito pedazo de lienzo electrónico en el cual plasmo mis ideas, ideales, conocimientos, ocurrencias o simplemente palabras sin sentido…. pero a quien le importa  🙂

PD: ” No estoy seguro cuanto tiempo durara estas ganas de escribir asi que yo y mi blog tal vez terminemos pronto… por si lo querias saber :).”

Parábola del pesimismo…

Posted in Directo de la mente... on agosto 24, 2009 by pocoonada

Ahora les traigo una pequeña historia ; es increible como unas cuantas lineas de un texto pueden cambiarle la vida a unas personas e importale muy poco a otras, en fin, lo importante no es leer miles de escritos sino sacar algo bueno (o malo) de ellos…

tristeza_alegria2

Les voy a contar por ejemplo, la idea que me está dando vueltas en la cabeza hace ya varios años y sospecho que la tengo bastante redonda. Imagínese un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene 2 hijos, uno de 17 y la hija menor de 14. Está sirviéndoles del desayuno a sus hijos y se le advierte una expresión muy preocupada. Los hijos le preguntan qué pasa y ella responde: “No sé, pero he amanecido con el pensamiento de que algo grave va a suceder en el pueblo”. Ellos se ríen de ella, dicen que esos son pensamiento de vieja, cosas que pasan. El hijo se va a jugar billar y en el mometo que va a tirar una carambola sencillísima, el adversario le dice: “Te apuesto un peso a que no la haces”. Todos se ríen, el se ríe, tira la carambola y no la hace. Pagó un peso y le preguntan: “¿pero qué pasó si era una carambola tan sencilla?”. Dice: “Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi mamá sobre algo que va a suceder en el pueblo”. Todos se ríen de él y el que ha ganado el peso regresa a su casa donde está su mamá. Feliz con su peso le dice: “Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla, porque es un tonto”.

¿Y por qué es un tonto? Dice: “Hombre, no pudo hacer una carambola sencillísima estorbado por una preocupación de que su mamá amaneció hoy con la idea que algo muy grave va a suceder en este pueblo”. Entonces le dice la mamá: “No te burles de los presentimientos de los viejos, porque a veces salen”. Una parienta le oye y va a comprar la carne. Ella le dice al carnicero: “Véndame una libra de carne”, y en el momento en que esta cortando: “Mejor véndame dos porque andan diciendo que algo muy grave va a pasar y lo mejor es estar preparado”. El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar una libra de carne le dice: “Lleve dos porque aquí llegua la gente diciendo que algo muy grave va a pasar en este pueblo y se estan preparando, y andan comprando cosas”. Entonces la vieja responde: “tengo varios hijos, mire mejor déme cuantro libras”. Se lleva cuatro libras y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en media hora agota toda la carne y se va esparciendo el rumor. Llega el momento en que todo el mundo está esperando que pase algo.

Se paralizan las actividades de pronto, a las dos de la tarde, hace calor como siempre. Alguien dice: “¿Se han dado cuenta el calor que está haciendo?”. “Pero si en este pueblo siempre ha echo calor “. “Sin embargo, -dice uno- nunca a esta hora ha echo calor”. “Pero si las dos de la tarde es cuando hay más calor”. “Sí, pero no tanto calor como ahora”.

Al pueblo desierto, a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito y se corre la voz:

20080203160642_pajarito

“Hay un pajarito en la plaza”. Y viene todo el mundo esperando ver al pajarito. “Pero señores, siempre ha habido pajaros que bajan”. “Sí, pero nunca a esta hora”. Llega un mometo de tal tensión que los habitantes del pueblo estan desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo. “Yo sí soy un macho -gritó uno- yo me voy”. Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle central donde esta el pobre pueblo viéndole. Hasta el mometo en que dicen: “Si éste se atreve a irse, pues nosotros tambien nos vamos, y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo. Y uno de los últimos que abandona el pueblo dice: “Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa” y entonces incendia la casa y otro incendian otras casas. Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como un éxodo de querra, y en medio de ellos va la señora que tuvo el presagio clamado: “Yo lo dije, que algo grave iba a pasar y me dijeron que estaba loca”.

 

Bueno no le echen importancia al poco sentido común de los ambitantes de ese pequeño pueblo; lo importante que debido a las ideas malas que tenia la gente lleguo a pasar en serio cosas malas… yo creo que el optimismo y el pesimismo influyen pero no por completo, y tu que piensas?

_______________________________________________________

___________________________________________________________

Ya era Hora…

Posted in Directo de la mente... on agosto 24, 2009 by pocoonada

Pues después de meditar por un largo rato, decidí por fin realizar mi primer artículo…

no importo

Dedicaré minutos valiosos (ni tanto :()de mi tiempo para ir comentando cosas que la gente pasa por alto, pequeñas cosas que ocurren día a día frente a nosotros, acciones de la gente que muchos han olvidado, simples ideas no valoradas por la mayoría de la gente, curiosas hazañas con poco valor para algunos pero con demasiado para otros, y un par de arrebatos de imaginación y criterio de este simple servidor; en resumen…

Lo que a la gente ha dejado de importarle…